Sí, al final, y para no perder más tiempo del que ya nos hemos dejado involuntariamente por el camino, decidimos hace unas semanas liarnos la manta a la cabeza y comenzar a desarrollar la beta a nivel técnico nosotros mismos, gentes de letras iletrados en técnica. Y lo mejor de todo es que estamos comprobando que a base de horas y esfuerzo, pocas cosas hay insalvables. La beta está de camino.

Después de pasar por varias etapas, desde buscar diseñadores freelance a plantearnos incluso pagar a alguna empresa de desarrollo para poner en bits nuestras ideas (y asustarnos muchísimo con ciertos presupuestos recibidos, nada acordes con nuestras humildes economías), pasando incluso por valorar la loca posibilidad de montarlo con el único CMS que hasta entonces conocíamos a fondo, WordPress, al final somos nosotros mismos quienes lo estamos desarrollando. ‘A pelo’. Y no va mal la cosa. Os dejo un pequeño pantallazo. Pronto, más.

5